Inicio Otros Boletines Boletín 19 Prevalencia del consumo de tabaco en personal hospitalario
 
  Boletín Oncológico del área sanitaria de Teruel

viernes, 31 de octubre de 2014
Menú principal
Inicio
Boletín 26
Boletín 25
Boletín 24
Boletín 23
Boletín 22
Boletín 21
Boletín 20
Otros Boletines
Descargas
Europa contra el cáncer
Manifiesto por la vida
Comité Editorial
Últimas noticias
Contactar
Buscar
Enlaces
Cáncer en Teruel
Tamaño del Texto
Colaboran
HONcode
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí
Sello pWMC
Web acreditada del Proyecto Web Médicas de Calidad (PWMC)
Noticias breves
El Boletín Oncológico es una publicación periódica que se edita en el Hospital General de Teruel en colaboración con la Asociación Española Contra el Cáncer.  Está especialmente dirigida al personal sanitario y su objetivo es la formación en temas oncológicos e informar sobre la situación del cáncer en el Sector de Teruel (ISSN 1579-6094, título abreviado: Bol oncol).
Prevalencia del consumo de tabaco en personal hospitalario PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Antonieta Vidal Tolosa, Marcos Díaz Hurtado y Purificación Prieto Andrés   

INTRODUCCIÓN

        El consumo de tabaco es uno de los factores conocidos que produce mayor número de mortalidad y morbilidad  en los países desarrollados. En España se estima que la mortalidad atribuible al tabaco es de unas 56000 muertes al año (1998) (1) .

        La relación causal entre fumar tabaco y enfermedad está claramente establecida por la evidencia científica. El tabaco está asociado a diferentes tumores malignos ( cavidad oral, laringe, esófago, vejiga, riñón, páncreas, estómago y cervix), siendo el principal factor causal del cáncer de pulmón (2,3).También produce enfermedades pulmonares agudas y crónicas, es el principal factor de riesgo para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica ( EPOC) y es uno de los tres factores de riesgo mayores de la enfermedad cardiovascular (4) junto con la hipertensión y la hipercolesterolemia.

        En España la prevalencia del consumo de tabaco en mayores de 16 años es alta, casi un 36% en el año 1997, según la Encuesta Nacional de Salud (5), y ha disminuido muy ligeramente desde 1987 (38%).

        Los profesionales que trabajan en el hospital, tanto sanitarios como no sanitarios, son percibidos por la población como un modelo para seguir hábitos saludables. En ocasiones, la prevalencia de fumadores entre el personal sanitario es superior a la de la población general, lo cual actúa de forma contraproducente y negativa en la percepción del riesgo por los propios profesionales y por la población.

        Desde hace unos años en los países desarrollados está aumentando la preocupación por las consecuencias del tabaquismo en la salud y se están tomando medidas legislativas, preventivas y terapéuticas para disminuir el consumo de tabaco. En España, aunque las medidas legislativas son cada vez más restrictivas, todavía sigue existiendo bastante permisividad a la hora de su aplicación.

        La prohibición de fumar en los hospitales está recogida en la legislación española (6)  y autonómica (7)  con el objetivo de proteger la salud de las personas no fumadoras, expuestas al humo en zonas de convivencia con los fumadores, así como de los propios fumadores. La limitación  no es absoluta sino que permite establecer espacios para fumadores.

        En nuestro medio la puesta en marcha de esta medida es difícil, debido a la alta frecuencia de fumadores, y origina conflictos entre los grupos por lo que el desarrollo simultáneo de otras medidas como el  tratamiento de la dependencia al tabaco en el medio laboral o la información sobre los riesgos para la salud, puede facilitar el cumplimiento de la norma y evitar conflictos entre fumadores y no fumadores e incluso entre fumadores y la propia institución o empresa.

        El objetivo de este estudio es conocer la prevalencia del consumo de tabaco en los profesionales sanitarios y no sanitarios de un hospital y las características del hábito, así como las actitudes de los trabajadores ante determinadas medidas para la prevención, reducción del consumo o abandono de tabaco en el hospital. Esta información podrá  servir de base para la implantación de un programa para la  disminución del hábito en el hospital y finalmente llegar a ser un “hospital sin humo”.

PERSONAS  Y MÉTODOS:

        En  el año 2001 la Comisión de Tumores se planteó la necesidad de implantar estrategias para disminuir el consumo de tabaco en el hospital ante la preocupación del avance del cáncer de pulmón en nuestro medio y seguir las recomendaciones de diferentes organismos sanitarios (campañas “Hospital sin humo” del Ministerio de Sanidad y Consumo, o “Por un Hospital sin tabaco” de la Asociación Española contra el Cáncer).

        Antes de implantar medidas concretas se consideró necesario conocer las actitudes de los trabajadores del hospital ante el consumo de tabaco, riesgos para la salud y posibles medidas de actuación, y cuantificar el consumo de tabaco entre los trabajadores de todo el hospital, mediante un estudio de prevalencia.

        Se seleccionó una muestra aleatoria simple de 234  trabajadores  hospitalarios de ambos sexos y de  cualquier estamento profesional, mediante una tabla de números aleatorios .  EL cálculo de tamaño muestral  para muestras finitas se realizó para una prevalencia esperada del 38% , un error alfa del 5% y un error de muestreo del 5%.

        El diseño utilizado fue un estudio descriptivo transversal mediante cuestionario anónimo y  autocumplimentado que se entregó personalmente a los trabajadores seleccionados, en el mes de febrero de 2002 para su devolución en un plazo de dos semanas. Junto a él se  adjuntaba una carta en la que se  informaba sobre el objetivo del estudio y el mantenimiento de la confidencialidad de los datos obtenidos.

        Los datos en función de la edad, el sexo, el estamento profesional y las opiniones y actitudes sobre el consumo de tabaco se han analizado globalmente para todo el grupo y por separado para los fumadores, exfumadores y no fumadores.

        El análisis estadístico se ha realizado mediante estimación de parámetros de una población a partir de una muestra (estimación de proporciones para las variables cualitativas y estimación de medias para las variables cuantitativas) obteniendo el intervalo de confianza con un error alfa del 5% (IC95%).

        Asi mismo se han realizado pruebas de hipótesis mediante la comparación de medias, análisis de la varianza y pueba del chi2, fijándose un nivel de significación menor del 5%.

        La tabulación de los datos, gráficas y cálculos estadísticos se han realizado con el programa informático SPSS versión 6.


RESULTADOS

        De las 234 encuestas previstas en el muestreo se contestaron 203, lo que supone una proporción de respuesta del 86,75%.

        La muestra seleccionada es representativa de todos los trabajadores del hospital en la distribución por sexo, edad y estamento profesional, excepto para el grupo de celadores que se encuentra infrarrepresentado en la muestra.

        La edad media ha sido de 43 años (DE: 7.9 años), predominando el sexo femenino (74%).

        El tiempo medio de actividad laboral en la muestra es de 18 años (DE: 8,8 años).

        La prevalencia global de fumadores entre los trabajadores del hospital es de 29.1% (IC95%: 22.92% -35.83%), siendo la mayoría (90%) fumadores habituales ó diarios. El consumo medio de cigarrillos diarios es de 15.21(DE 10.54). La mayoría (66.1%) fuma tabaco rubio preferentemente tabaco “ligth”.

        Un 41.9% se declararon no fumadores (IC95%: 35.0% - 48.98%), y un 29.1% dijeron ser exfumadores (IC95%: 22.92% -35.83%).

        El hábito de fumar es más frecuente entre los hombres (43.4%;  IC95% 29.84 -57.72)  que entre las mujeres (24%; IC95%:17.41-31.64) con una diferencia estadisticamente significativa (p=0.007). Los exfumadores se reparten de forma similar en los dos sexos, 26.4 % entre los hombres y 30% entre las mujeres.

        La edad media de los fumadores, exfumadores y no fumadores es parecida, aunque el porcentaje de fumadores es mayor en el grupo de edad  de 36 a 50 años (33.3%) y menor en los mayores de 50 años (11.8%), con una diferencia estadisticamente significativa (p= 0.0009).

        Por categorías profesionales (Tabla 1) los celadores y personal administrativo son los que fuman con mayor frecuencia (50% y 40%, respectivamente). Los profesionales de hostelería (Cocina y Lencería), en su mayor parte mujeres, son los menos fumadores (11.1%). La prevalencia de consumo de tabaco entre los médicos es del 31.4% (IC95%: 16.85%-49.29%), aunque varía según el sexo (36.4% entre los hombres y 23.1% entre las mujeres).  Entre los ATS-DUE, la prevalencia de fumadores es del 25.4 % ( IC95%:15.53% -37.49%), siendo mayor entre los varones (30%) que entre las mujeres (23.1%).

 Estamento profesional
Total encuestados
Nº de fumadores
Prevalencia de fumadores
IC 95%
Lavandería / Cocina
18
2
11,1%
1,37 - 34,71
ATS / DUE - Matronas - Fisioterapeutas
67
17
25,4%
15,53 - 37,49
Facultativos
35
11
31,4%
16,85 - 49,29
Auxiliar de enfermería - Técnicos
51
16
31,4%
19,11 - 45,89
Servicios Técnicos
11
4
36,4%
10,92 - 69,21
Personal Administrativo
15
6
40,0%
16,33 - 67,71
Celadores
6
3
50,0%
11,81 - 88,19
TOTAL
203
59
29,06%
22,92 - 35,83

 

Actitudes  sobre el consumo de tabaco en el hospital:


        Un 99% de  los encuestados (IC 95%: 88.81 % - 96.38) ya sean fumadores, exfumadores o no fumadores están de acuerdo en que los profesionales sanitarios nunca deberían fumar delante del paciente (figura 1). Por profesiones, llama la atención que un 6% de facultativos está en desacuerdo.

Image 

        Un 58.1% (IC95% 50.92% -65.15%) del personal hospitalario cree que la medida más adecuada para evitar el consumo de tabaco en los centros sanitarios es la prohibición de fumar en lugares comunes. Un 41.3% defiende la  prohibición absoluta de fumar en el hospital. Los fumadores y exfumadores prefieren la prohibición de fumar en lugares comunes (72.2% y 64.4%, respectivamente) y los no fumadores escogen la prohibición absoluta  de fumar en el hospital (54.2%), con una asociación estadisticamente significativa (2  de tendencia lineal = 10.47,  p = 0.00121) (figura 2).

Image 

        El personal hospitalario está de acuerdo  (73%) en  que los profesionales sanitarios son un modelo social en relación con el consumo de tabaco (figura 3).

Image 

        Un 88% de los  encuestados piensan que los profesionales sanitarios tienen la obligación de intentar convencer a sus pacientes para dejar de fumar.

        Un 60% de los trabajadores hospitalarios piensan que los fumadores no tienen muy en cuenta las recomendaciones de los profesionales de la salud sobre los efectos nocivos del tabaco aunque esta opinión difiere de forma significativa (p = 0.009)según respondan los exfumadores (75%), fumadores (57%) o no fumadores (47%) (Figura 4).

Image 

        Un 94.3% de los encuestados (ya sean fumadores, exfumadores o no fumadores) está de acuerdo (70% muy de acuerdo y 24.3% de acuerdo) en facilitar y desarrollar programas para ayudar a los fumadores a dejar de fumar (Figura 5).

Image 

        En cuanto a la prevención del tabaquismo existe una opinión unánime (98.3%) en desarrollar programas en este sentido (Figura 6), sin diferencias entre los grupos.

Image 

        Casi un 90% está de acuerdo en que la Administración realice control para el cumplimiento de la normativa vigente, aunque son más partidarios los no fumadores y exfumadores  (94.7% y 92.6%) y menos partidarios los no fumadores (77.3%) con tendencia lineal estadísticamente significativa (p= 0.0046).

        Un 95% de todos los profesionales están de acuerdo (62%, muy de acuerdo y 33%, bastante de acuerdo) en realizar conferencias en los centros sanitarios para informar a la población sobre los riesgos del tabaquismo.

         En cuanto a la publicidad del tabaco, un 93% está de acuerdo (72.2% muy de acuerdo, y 21.6%, bastante de acuerdo) en limitarla, siendo los exfumadores los más exigentes ( 98.1%) y los fumadores los menos exigentes (87.2%).


CONCLUSIONES


        La prevalencia de fumadores entre los trabajadores de nuestro hospital es inferior a la obtenida en  la Encuesta Nacional de Salud de 1997, aunque se aproxima a ella en  el límite superior del intervalo de confianza (37.8%).  La prevalencia,  según el sexo, es similar  a la de la población general española (3)  (48% entre los hombres y 25% entre las mujeres  en 1997). En el hospital de Vitoria   fumaban un 36.5% de los trabajadores hospitalarios en 1993-1994, con  un 36.2% de mujeres fumadoras.

        La prevalencia de tabaquismo  entre los médicos de nuestro estudio es similar a otros estudios españoles (Vitoria(10), INSALUD (9)) y europeos como el 31.5% en Italia  en 1998 (34% en varones y 29% en mujeres), visiblemente alta en todos ellos.

        El tabaquismo entre el personal de enfermería de nuestro hospital es sensiblemente  inferior a los estudios citados, aunque por sexos también es más alto en los hombres.

        El desarrollo de  programas para ayudar a los fumadores a dejar de fumar y para prevenir el hábito es una medida que cuenta con amplio acuerdo por lo que seguramente serían actividades  bien recibidas.

        En los centros sanitarios  españoles  la prevalencia de fumadores sigue siendo alta, en relación a otros países (10% de fumadores en EEUU) pero apenas se han realizado intervenciones directas en los lugares de trabajo para disminuir el consumo de tabaco. Por ejemplo  ayudar a los fumadores a dejar el hábito. En nuestro estudio un 44% de ellos son dependientes a la nicotina, y un 41% de fumadores  aceptaría  apoyo médico y psicológico para dejar de fumar.

        La disminución del hábito tabáquico está en manos de los propios hospitales estableciendo un programa combinado de actividades (formación e información, prevención, tratamiento, limitación del consumo) que debe evaluarse periodicamente, y así  conseguir logros que parecen imposibles, como ha sucedido en otros lugares. Los  programas de tratamiento del tabaquismo logran  una abstinencia al año entre el 20-40%. En el ayuntamiento de Salamanca , tras un programa de tratamiento del tabaquismo en el centro de trabajo se logró un 41% de abstinencia al año. En nuestro país y en nuestro hospital todavía queda mucho trabajo por hacer en este aspecto.

        La Oficina Regional  Europea de la Organización Mundial de la Salud, en la 47 sesión del Comité Regional, celebrado en Estambul  en septiembre de 1997, acordó mediante Resolución, el “ Tercer Plan de Actuación para una Europa sin Tabaco (1997-2001)”  . Así recomienda que en 1999, en cada país se elaboren Planes de actuación de Prevención del Tabaquismo, adecuadamente financiados, que tengan en cuenta las necesidades específicas según sexo y edad, y para 2001, todos los países de la Región Europea deberían, entre otras medidas:

•    Haber implantado la prohibición total sobre la publicidad de los productos del tabaco.

•    Haber establecido leyes que garanticen la eliminación de todos los lugares de trabajo, en todos los edificios públicos  y en todos los medios de transporte, de la exposición involuntaria  al humo ambiental del tabaco.

•    Haber introducido programas de formación sobre técnicas para dejar de fumar, según estándares acordados, para los profesionales de la medicina, de la enfermería, farmacéuticos y dentistas de atención primaria, junto con mecanismos para controlar su impacto.

•    Dirigir campañas coordinadas y continuas en los medios de comunicación para apoyar publicamente las políticas de control del tabaquismo e implantar una política escolar efectiva sobre el tabaquismo.

AGRADECIMIENTO

A todos los  profesionales del hospital sin cuya colaboración no hubiera sido posible la realización de este estudio.


REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
  1. Banegas JR, Diez L, Rodriguez-ArtalejoF, Gonzalez J, Graciani A, Villar F. Mortalidad atribuible al tabaquismo en España en 1998. Med Clin (Barc) 2001; 117:692-694.
  1. Doll R,  Peto R. Mortality in relation to smoking : 20 year´s observations on male British  doctors. Br Med J 1976; 2: 1525-1536.
  1. Doll R,  Peto R. Cigarrette smoking and bronchial carcinoma: Dose and time realationships among regular and lifelong non-smokers. J Epidemiolo Community Health 1978; 32: 303-313.
  1. Kannel WB. The Framingham Study: ITS 50-year legacy and future promise. J Atheroscler Thromb 2000; 15: 206-211.
  1. Ministerio de Sanidad y Consumo. Encuesta Nacional de Salud 1997. Madrid: Ministerio de Sanidad y Consumo, 1999.
  2. Real Decreto 192/1988. BOE 9 de marzo de 1988; 7499-7501.
  3. Ley 3/2001, de 4 de abril de prevención, asistencia y reinserción en materia de drogodependencias de la Comunidad Autónoma de Aragón.
  4. EPIINFO 6.0
  5. Gil López E, Robledo de Dios T, Rubio Colavida JM, Bris Coello MR, Espiga López I, Sáiz Martinez-Acitores I. Prevalencia del consumo de tabaco en los profesionales sanitarios del INSALUD 1998, España. Prevención del tabaquismo 2000, 2 (1): 22-31.
  6. Arévalo Alonso JM, Baquedano Arriazu  FJ, Prevalencia del tabaquismo en los trabajadores de un hospital. Rev Esp Salud Pública 1997; 71: 451-62.
  7. Zanetti F, Gambi A, Bergamaschi A et al. Smoking habits, exposure to passive smoking and attitudes to a non-smoking polycy among hospital staff. Public Health 1998; 112:57-62.
  8. Barrueco Ferrero M, Hernandez-Mezquita MA, Calvo Sánchez A, Garcia Cirac MJ, Rodriguez Calderón M, Torrecilla García M, Gonzalez Bustos M, Jimenez Ruiz C. Resultados del primer programa para la reducción del tabaquismo en los trabajadores del Ayuntamiento de Salamanca, España. Rev Esp Salud Pública 2002; 76: 37-48.
  9. Ministerio de Sanidad y Consumo. Tercer Plan de actuación para una Europa sin Tabaco (1997-2001). http://www. msc.es.

 

Autores:    Antonieta Vidal Tolosa. Médico de Familia. Hospital General de Teruel
Marcos Díaz Hurtado. MIR Medicina Interna. Hospital General de Teruel
Purificación Prieto Andrés. F.E.A. Medicina Preventiva y Salud Pública. Hospital General de Teruel
 

< Anterior   Siguiente >
 
Go to top of page  Inicio | Boletines | Enlaces | Contactar | Comité Editorial | Aviso Legal |