Inicio Otros Boletines Boletín 18 Nódulo pulmonar solitario. Diagnóstico y pauta de actuación.
 
  Boletín Oncológico del área sanitaria de Teruel

jueves, 02 de octubre de 2014
Menú principal
Inicio
Boletín 26
Boletín 25
Boletín 24
Boletín 23
Boletín 22
Boletín 21
Boletín 20
Otros Boletines
Descargas
Europa contra el cáncer
Manifiesto por la vida
Comité Editorial
Últimas noticias
Contactar
Buscar
Enlaces
Cáncer en Teruel
Tamaño del Texto
Colaboran
HONcode
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí
Sello pWMC
Web acreditada del Proyecto Web Médicas de Calidad (PWMC)
Noticias breves
El Boletín Oncológico es una publicación periódica que se edita en el Hospital General de Teruel en colaboración con la Asociación Española Contra el Cáncer.  Está especialmente dirigida al personal sanitario y su objetivo es la formación en temas oncológicos e informar sobre la situación del cáncer en el Sector de Teruel (ISSN 1579-6094, título abreviado: Bol oncol).
Nódulo pulmonar solitario. Diagnóstico y pauta de actuación. PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Mª del Mar Martín Buil, Mª del Carmen Galindo Esteban y Mª Luz Mateo Lázaro   
ETIOLOGIA  DEL NÓDULO PULMONAR SOLITARIO (NPS)

            Causas más frecuentes:

-    Granulomas:

o    TBC (tuberculoma)

o    Inespecífico

-    Carcinoma broncogénico (carcinomas escamoso y adenocarcinomas, los más frecuentes)

-    Metástasis solitarias

-    Quiste hidatídico

-    Adenoma

-    Hamartoma

-    Espúreo ( pezón, tumoración de la piel .../...)

 

            Causas menos frecuentes:

-    Tumores benignos

-    Carcinoma broncoalveolar

-    Fístula Arteriovenosa

-    Quiste broncogénico

-    Hematoma pulmonar

-    Infarto

-    Liquido pleural encapsulado

-    Abceso

-    Impacto mucoso

 


NÓDULO PULMONAR SOLITARIO

        Se denomina NPS a una lesión ovalada o redondeada, de localización intrapulmonar, cuyo diámetro es de unos 3 cm (si superan los 3 cm ó los 6 cm, según autores, hablaríamos de masa) y se encuentra rodeada por tejido pulmonar normal.

        Un 60% de los nódulos pulmonares, corresponden a lesiones benignas. Es importante constatar su carácter benigno, teniendo en cuenta los siguientes criterios radiológicos:

-    El tamaño:   A menor tamaño mayor probabilidad de benignidad.

-    Presencia de calcificación:   Especialmente si son de localización central o en láminas.  En estos casos son más probablemente benignos, pero no aseguran su benignidad.  Son sugestivas de malignidad las calcificaciones excéntricas, distróficas, irregulares o asimétricas.

-    Contorno:   Indica un carácter benigno los contornos redondeados y con bordes bien definidos.   Los bordes lobulados, irregulares y la presencia del Signo de la Corona, son propios de los NPS malignos.

-    Tiempo de duplicación del volumen del nódulo:   Con él se intenta valorar la velocidad de crecimiento de una lesión y puede ayudarnos a establecer una diferenciación entre nódulos benignos y malignos.   Hay que tener en cuenta que la duplicación se refiere al volumen del nódulo y no al diámetro.   Su cálculo se realiza multiplicando el diámetro de la lesión por 1’25.  Los nódulos benignos tienen tiempos muy largos, con un promedio superior a 400 días o incluso no crecen.   Los malignos primarios o secundarios se duplican entre 20 y 400 días.

-    Localización geográfica:    En zonas de alta incidencia de histoplasmosis o coccidiomicosis la probabilidad de nódulo solitario benigno aumenta.

        Aunque no existe ningún signo o conjunto de signos patognomónicos para diferenciar entre NPS benigno de maligno, los criterios de benignidad del NPS serán:

1.    Presencia de calcificación

2.    Estabilidad del nódulo demostrada por radiografías previas con ausencia de crecimiento en dos años

3.    Paciente joven

4.    Paciente no fumador


PAUTA A SEGUIR ANTE UN NODULO PULMONAR SOLITARIO

-    Historia clínica y exploración física detallada. Incidir en antecedentes de TBC, factores de riesgo laborales, áreas de infecciones micóticas, hábito tabáquico y enfermedades sistémicas previas.

-    Laboratorio:

-    Citología de esputo: Especialmente indicada en lesiones grandes de localización central, siendo poco útil en lesiones periféricas y pequeñas

-    Mantoux

-    RX de Tórax, para comparar con previas

-    TC Torácico, muy resolutiva para el patrón de calcificación e identificación de las características del nódulo, así como la presencia de nódulos adicionales y la existencia de tejido adiposo (Hamartoma). Útil para decidir la utilización de técnicas más agresivas.  La aplicación con contraste presenta una sensibilidad del 98% y una especificidad del 58% para lesiones malignas.

-    PET:  Tiene una sensibilidad del 82-95% y una especificidad mayor del 85% para la detección de malignidad. Es la prueba más precisa en la actualidad.

-    Pruebas más invasivas como la Fibrobroscoscopia, la PAAF transtorácica y la biopsia por toracotomía, para aquellas lesiones que no han sido diagnosticadas con las técnicas anteriores.

 


ACTITUD ANTE UN NODULO  PULMONAR SOLITARIO

 

•    Actitud expectante:   En pacientes menores de 35 años, sin hábito tabáquico, con ausencia de crecimiento de la lesión en dos años y  patrón de calcificación benigno.  Ante esta situación se realizarán radiografías periódicas cada tres meses durante el primer año, cada 6 meses el segundo año y anualmente en los posteriores.

•    Situación de alerta:   Pacientes fumadores, mayores de 35 años, con tiempo de duplicación del nódulo entre 20 y 400 días, ausencia de calcificación o calcificación sugerente de malignidad.   Se utilizarán técnicas agresivas para el diagnostico.


ALGORITMO DIAGNOSTICO:

 Image


TRATAMIENTO

-    Dependerá del riesgo de malignidad.   Si el riesgo es alto, la resección quirúrgica del nódulo sirve como procedimiento diagnóstico y terapéutico.

-    Cuando existe un riesgo bajo de malignidad, el tratamiento será relativamente conservador y consistirá en un seguimiento radiológico periódico. Si aparecen cambios en las características del nódulo, el paciente será considerado de moderado-alto riesgo y se agotarán las medidas encaminadas al diagnóstico histológico.

-    En caso de riesgo moderado para neoplasia, aún sin demostración de malignidad por biopsia, se debe proceder a la resección del nódulo.


BIBLIOGRAFÍA


1.    Gambhir SS, Sheperd JE, et al. Analytical decision model for cost-effective management of solitary pulmonary nodules. J Clin Oncol 1998; 16(6): 2113- 25.

2.    Jurado B, Díaz F, Ysamat R, Bahamonde C. Anejo del nódulo pulmonar solitario. Rev Clin Esp 1998 198: 35-40.

3.    Muñoz  A, Agustí A. Protocolo diagnóstico de los nódulos pulmonares. Medicine 1997; ( 7ª serie; nº 39): 1718-1720.

4.    López B, Zufia G. Estudio del nódulo pulmonar solitario. Jano 2001; 61(1398): 7-13.

5.    Midthum D, Swensen S, Jett J. Clinical strategies for solitary pulmonary nodule. Ann Rev Med 1992; 43: 195-208.

6.    J.L. Viejo.   Carcinoma Pulmonar en Neumología.    Aula Médica.   Ed. V. Sobradillo. Madrid, 1.993.

7.    J.A. Fraser et al.   Diagnóstico de las Enfermedades del Tórax.   Tomo II.  Ed. Panamericana.   Barcelona, 1992.

 

Autores:  Mª del Mar Martín Buil*, Mª del Carmen Galindo Esteban* y Mª Luz Mateo Lázaro**. *Centro de Salud de Teruel.  **Unidad de Neumología del Hospital General Obispo Polanco de Teruel.  


< Anterior   Siguiente >
 
Go to top of page  Inicio | Boletines | Enlaces | Contactar | Comité Editorial | Aviso Legal |